Make your own free website on Tripod.com
lugares turisticos de honduras
 

lugares

introduccion

tela

trujillo

roatan

santa rosa de copan

 

 

Trujillo

                     

 

Trujillo, el lugar donde Colón desembarcó... En Trujillo, encontrará un poco de todo. Pero quizá la cosa más grande que encontrará es la rica y tumultuosa historia que se remonta a miles de años. La civilización del área se remonta entre 1200 y 600 a.C., como se deduce de los artefactos encontrados en las cuevas Cuyamel en el Monte Calentura. En la historia antigua "moderna", es también el mismo lugar donde Colón desembarcó en su cuarto y último viaje al Nuevo Mundo. De hecho, aquí en Trujillo se celebró la primera misa del continente americano y fue celebrado por el mismo Cristóbal Colón. Más tarde, en el siglo XV, el puerto de transporte de plata y oro fue plagado por piratas de todas partes del mundo: Holanda, Francia e Inglaterra. De hecho, en 1683, en la vecina isla de Roatán, se encontraba el lugar de reunión más grande de bucaneros en la historia mundial. Y si bien hoy las cosas han cambiando, todavía persiste ese aura de peligro y misterio. Explorando Trujillo... Encontrará la ciudad de Trujillo en la costa norte de Honduras, al pie de dos montañas poderosas, Capira y Calentura. La ciudad está ubicada en un acantilado con vista a la hermosa Bahía de Trujillo, y ofrece una vista panorámica del océano y las majestuosas montañas que montan guardia. Es una ciudad algo pequeña, con una población de 30,000 habitantes, que ofrece un encanto único a aquellos que la visitan. En la ciudad de Trujillo, encontrará un centro histórico único que se extiende por doce cuadras, con una catedral, una plaza principal, un fuerte español histórico y edificios no renovados, con una mezcla de arquitectura colonial española antigua y francesa del siglo XIX. Esta fusión ecléctica de español y francés, antiguo y nuevo, ofrece un magnetismo mágico que lo atrapará. Las costas arenosas de la Bahía de Trujillo... Por encima de las playas de la Bahía de Trujillo, un fuerte antiquísimo sigue montando guardia, un vestigio del pasado de la región. Hace mucho tiempo, Trujillo era una ciudad muy importante en Honduras, y funcionaba como puerto para transportar la plata y el oro que se extraía en todo el país. De hecho, tenía tanta importancia que empezó a llamar la atención de los enemigos de España; los holandeses, franceses e ingleses. Los piratas y bucaneros devastaban la zona, atacaban a la gente, quemaban los poblados y saqueaban cada barco a la vista. Se construyó un fuerte para detener esta oleada de destrucción, pero sus paredes fuertes y poderosos cañones no bastaron para evitar los ataques. La piratería continuó más fuerte que antes, hasta que eventualmente la ciudad fue virtualmente destruida. Trujillo fue abandonada, una ciudad fantasma. A partir de 1820, cuando se había acabado la piratería, se estableció nuevamente. Hoy, el fuerte vigila la pacífica costa moteada de pescadores garífunas y chozas de techos de paja. "champas", donde se ofrecen bebidas, comidas, música y sombra a la gente que acude en gran número a Trujillo. La paz y la tranquilidad del Trujillo de hoy parecen hacer su pasado antiguo y sangriento deliciosamente misterioso.